martes, 13 de agosto de 2013

No hay suerte. Hay exploración. Búsqueda. Intentos. Prueba y error. Perder. Ganar. Empate técnico. Cantar victoria. Darse por vencido. Doble cero. Vuelta de página. Tachame la doble. Demos de nuevo. De eso se trata, un poco, la vida.

lunes, 29 de julio de 2013

Solos. Con anillo, sin anillo, con pareja, con despareja, con amante, con amores, con amigos, con enemigos, con conocidos, con desconocidos, con mail, con Twitter, con Facebook. En el fondo, lo sabemos, estamos solos. El canal de parto y el ataúd, están diseñados para una sola persona.

lunes, 22 de julio de 2013

Escribir para salvarse. Del tedio, de la rutina, de la monotonía, del aburrimiento, del hastío, del gris, de la tibieza, de la mesura. Escribir para hablar, decir, gritar, escupir, vomitar, desgarrarse, desarreglarse, desgranarse. Escribir para salvarse. Escribir para que alguien te lea… Y se salve.

jueves, 2 de agosto de 2012

martes, 1 de mayo de 2012

Escribir a la mañana, a la tarde, a la noche, de madrugada. Escribir de lunes a viernes, sábados, domingo y feriados. Escribir en PC, Mac, notebook, papelitos. Escribir muerta de risa o llorando a mares. Escribir me salva. FELIZ DIA DEL TRABAJADOR FELIZ

lunes, 16 de abril de 2012

viernes, 30 de diciembre de 2011

Malas noticias: Nos vamos a despertar en el 2012 y todo será igual. Nada milagroso sucede el 31 de Enero a las 12 de la noche. Los solos seguiremos solos, los tristes seguirán tristes, los enfermos seguirán enfermos. El mundo no terminará en el 2012 ni nuestra vida dará un giro de 180 grados. Seguiremos siendo los mismos. El asunto, es sin dudas, qué “mismos” queremos ser. Los agradecidos, los bondadosos, los dignos de amar y ser amados… O unos perfectos gusanos. Esa es la decisión que hay que tomar (en el 2011 o en 2012, da igual) Y porque soy la misma de siempre, le robo, como siempre la última frase a Joaquín: “Que el fin del mundo te pille bailando, que el escenario me tiña las canas…”

jueves, 25 de agosto de 2011

6° LIBRO DEL AÑO 2011!!!

Se viene el sexto libro del año!!!
ESCUELA DE ANIMALES Y OTROS CUENTOS. EDITORIAL URANITO. (Ya en venta)
HISTERIOTIPOS. EDITORIAL URANO. (Ya en venta)
COMO ALCANZAR LA FELICIDAD. DOS EDITORES. (Septiembre)
COMO SOSTENER LA PASION. DOS EDITORES. (Septiembre)
HISTERIOTIPAS. EDITORIAL URANO. (Noviembre)
CARTAS Y RELATOS DE AMOR PREMIADOS EN ESPAÑA. (Noviembre)

domingo, 10 de julio de 2011

Tengo una margarita estropeada (que siempre daba me quiere nada), a la que enterré en el fondo de mi pena. Tengo siete días por semana para empezar de cero. Tengo lagrimales hartos de llorar. Tengo un callejón con salida. Tengo música en el pelo y ganas de salir a comerme el mundo. Tengo espera y esperanza. Tengo una hoja en blanco para escribir de nuevo.

domingo, 5 de junio de 2011

PREMIO A LA ORIGINALIDAD EN EL XVII CONCURSO DE LITERATURA EPISTOLAR AMOROSA AYUNTAMIENTO DE CALAMOCHA

ACCIONES LEGALES

Atención Sr. Joaquín Sabina:
Me remito a usted para informarle que en los próximos días, a decir verdad en cuanto pueda conseguir su maldita dirección postal, le haré llegar una carta documento debido a que estoy dispuesta a iniciar acciones legales en su contra.
En principio le aclaro que le mandé esta nota que se encuentra leyendo a la compañía discográfica porque me resultó im-po-sible conseguir su mail. De paso, le comento que la gente que lo rodea carece de buena voluntad, ya que nadie ha querido pasarme sus datos personales. Y eso que los he pedido amablemente: “Hola, buenas tardes. Necesito saber el domicilio del Sr. Sabina para enviarle una carta documento... Ah, y si puede, páseme su mail así lo pongo en aviso”. Y entonces, inexorablemente, llegaba el silencio... nadie me ha querido decir una palabra. Pero no importa, a terca y caprichosa no me ganan, así que averigüé la dirección de su compañía discográfica y aquí me ve... yo sé que esta carta algún día le llegará.
Voy a iniciarle una demanda por daños y perjuicios. Después de haber escuchado sus canciones, querido Joaquín, la vida para mí se ha vuelto insoportable. Hace 19 DIAS Y 500 NOCHES que vivo en CALLE MELANCOLIA, justo POR EL BULEVAR DE LOS SUEÑOS ROTOS. Paso de Marzo a Mayo, y tengo una sola pregunta que nadie me contesta: ¿QUIEN ME HA ROBADO EL MES DE ABIRL? Porque eso significa que pierdo 30 días al año y eso, a mi edad, es demasiado. Sueño con conocer algún chico que me invite a un HOTEL, DULCE HOTEL, olvide mi nombre y simplemente me llame PRINCESA.
¿¿¿Sabe lo qué es eso??? A mis veinte años tan solo me encuentro con adolescentes de jeans y remeras con símbolos de rock que quieren que pase la noche con ellos, sin regalarme ni siquiera algunas MENTIRAS PIADOSAS. Son tan obvios, señor Joaquín... ninguno tiene poesía en la mirada, como la tiene usted. Creen que con dos tragos y cuatro palabras, pueden conseguirlo todo. Ellos no saben nada del amor... nada. Y usted, podría dar cátedra si lo quisiera. Usted es un especialista.
Por eso estoy sola, Sr. Sabina. Sola como un hongo. Me siento a un paso de colgarme un cartel en el corazón que anuncie: CERRADO POR DERRIBO. Por su culpa. Por su culpa y por la de mi madre, que desde hace años inunda nuestra casa con sus canciones. Tengo las venas infectadas de usted, Sabina... por mi sangre corren sus letras y entonces, el resto del mundo me suena gris.
Lo peor del caso, es que me llamo Paula. Y no puedo evitar cada vez que escucho DIEGUITOS Y MAFALDAS, sentir que usted me escribió a mí, aún sin conocerme. Porque también tengo lunares en la espalda y veinte años cosidos a retazos.
Pero ese no es el punto. No. El punto es que de algún modo tiene que pagarme todo el daño que me hizo. Me he peleado con media docena de novios por su culpa... y hay una lista de chicos a los que no les doy ni la hora, todo porque ninguno le llega ni a la altura de los talones. Busco música en ellos, Joaquín... y me resultan tan silenciosos...
Por eso le exijo formalmente que me compense por el daño ocasionado. Pero le aclaro que no pretendo su dinero, no Joaquín. Yo le pido algo mucho más sencillo: la cuenta se vería saldada si me paga con BESOS CON SAL... Y si después de eso, por supuesto, usted me escribe LA CANCION MAS HERMOSA DEL MUNDO.

Con amor:
Paula

miércoles, 6 de abril de 2011

lunes, 29 de noviembre de 2010

jueves, 25 de noviembre de 2010

1° PREMIO POESIA POPULAR. IX CERTAMEN DE POESÍA CASAS REGIONALES

MAL DE AMOR

Yo tuve un príncipe azul
que desteñía en la cama,
un Don Juan que me olvidaba
siete veces por semana.

Una cita que me dio
en el bar de los olvidos,
a la que nunca llegué,
a la que él no habrá ido.

Un ladrón que me robaba
el aliento y la razón,
margaritas que fallaban
y un trébol de cotillón.

Un zapato de cristal,
un ratón y calabazas,
un cuento que andaba mal
(Cenicienta no se casa).

Un infierno con tormentas,
un fuego que se apagaba,
entre el hueco de sus piernas
cuando él lo deseaba.

Un corazón resistente
que se rompió en mil pedazos,
el afán de un improbable,
el más hermoso fracaso.

Una ilusión de los martes
que hasta el miércoles duró,
un noviazgo que empezaba
pero antes se terminó.

Tuve un amante de a ratos
(uno que no sabe amar),
fabricante de mentiras
y excusas para guardar.

Tuve un dios algunas noches
que un día no encontré más,
tuve un deseo hecho hombre
y tuve "nunca" y "jamás".

Tuve todo que perder,
tuve un "tú", un "yo, "los otros",
tuve nada por ganar,
pero me faltó un "nosotros".

Una moneda estropeada,
con la cruz a cada lado,
una suerte mala suerte,
un mañana malogrado.

Un flechazo de ficción
que sólo duró segundos,
un galán de folletín
que pulverizó mi mundo.

Tuve un amor imposible,
un sueño que se frustró.
hijos que nunca vinieron
y un Romeo de cartón.

Yo tenía un paraíso...
y ahora tengo un mal de amor.

lunes, 15 de noviembre de 2010

VII CERTAMEN INTERNACIONAL DE RELATOS CORTOS ALMENARA

1° PREMIO!!!
Entre 896 relatos...
TU NO PUEDES ESTAR TAN LEJOS

Gracias, Radio Almenara!!!

domingo, 11 de abril de 2010

HISTERIOTIPOS en teatro con ANITA MARTINEZ


HISTERIOTIPOS
Una obra que no va a ganar el “Oso Tornasolado en el Festival de Kamchatka”.
Una obra que ya tiene un “ACE” (¡y nos deja la ropa divina!).
Una obra donde convive toda la fauna masculina: el excéntrico “Mike”, el futbolista de moda, “Ricky Ricón” (el chocolatero más famoso), Batman, Hystericman, ese que se cree actor, el soltero, el casado, el viudo y el separado… y que no produce Marcelo.
Una obra que no va a cambiar la historia del teatro en la Argentina.
Una obra sobre histerias, tipos e histeriotipos.

ANITA MARTINEZ
Actriz. Bailarina. Cantante (si canta Ileana). Patinadora (de las decentes). Humorista (tengo una fábrica de humo). Me hice popular por la frase: “Estás flaquitoooooo”. Intento ganarle el protagonismo a mi perro, el archi famoso “Aldo Bonzi”.
Algunas “pavaditas”:
Estrella de Mar por Pijamas.
Martín Fierro Labor Humorística en cable por Mar de Fondo.
Martín Fierro Labor Humorística por Noche de Ronda.
Confesiones de mujeres de 30.
El Show de las Divorciadas.
5 temporadas de teatro infantil sobre María Elena Walsh
Nota: Para quienes no me conocen, soy la morochita de camisa verde que pone cara graciosa en la gráfica de la obra.

MARTIN SCARFI
Actor super “cool” de teatro “off”. Participaciones en TV, publicidad y cine. Cantante. Bailarín. Deportes: Complemento (Pesas), Natación, Fútbol, Basket, Handball, Voley y Ciclismo. First Certificate in English. University of Cambridge (no sé si sirve, pero queda lindo). Histérico en rehabilitación. Soltero.
Nota: Interesadas en conocer más de mí, favor de dejar número de celular y foto de cuerpo entero en boletería. Muchas gracias.

CLAUDIA MORALES
Guionista de TV (Salvador de Mujeres, Venevisión. Patito Feo. Amor en Custodia, México y Argentina. Tiempo Final). Ganadora de 13 certámenes en España (ninguno de belleza). Escritora de cuentos, poemas y cartas de amor. Contadora, pero de historias. Especialista en crucigramas. Técnica en canciones de cuna. Experiencia en hombres (poca, por si lo lee mi marido). Muy pero muy ocurrente (eso dice mi mamá).

miércoles, 30 de diciembre de 2009

UN UNIVERSO EN CONTRA

2° PREMIO EN EL XIII CONCURSO DE CARTAS DE AMOR (RADIO NAC. DE ESPAÑA)

Amor, te escribo para que sepas que hace ya rato que siento que tengo el mundo en mi contra. Todo parece estar confuso en mi vida y te diría que me estoy acostumbrando. El verano, por ejemplo, se niega a aparecer y hace meses que sólo es invierno en esta ciudad. La noche que quise olvidarte se ha hecho eterna y ya ni siquiera recuerdo cómo era eso tan extraño de ver asomar el día. Para resumirlo... vivo en penumbras. He quedado prendida de la última madrugada que nos gastamos juntos y aunque pasan las horas, aquí siempre sigue oscuro.
Mi apartamento no deja de inundarse y juro que no hay nada malo en las cañerías... sin embargo encuentro mares, océanos y lagunas a cada paso. Deben ser mis lagrimales, que están agotados de tanto desbordarse. Los espejos se rompen cada vez que me miro y ya me cansé de multiplicarlos por siete para conocer los años de desgracia que me esperan. Cuando intento distraerme y sacarte de mi mente juego al "Solitario" y pierdo. Crees que es gracioso? No, no lo es. De hecho, también juego al "Dominó" y pierdo (bien sabes que nunca pude "dominar" nada) y hago crucigramas que sólo tienen tus letras y mi "Juego de la Vida" se empecina en hacerme retroceder hasta el día en que nos conocimos y en el "Pictonary" únicamente dibujo tus rasgos.
Harta ya de estar tan harta leo historias que siempre terminan mal. No sé qué le sucede a mis libros, pero a Cenicienta no le entra el zapato, La Bella Durmiente no reacciona con el beso, Penélope desteje su espera e incluso Julieta se ha aburrido de Romeo. Sé que te sonará insólito, pero hasta el jugo de cada "media naranja" en mi cocina sabe amargo. Y es que, ya te lo dije, todo parece andar mal en mi planeta...
Los cajones están colmados de tus excusas, mis lapiceras ya no reconocen ni mi nombre, me he quedado sin inspiración y sin respiro. Por el techo se filtran tus ausencias. El suelo está repleto de margaritas deshojadas que dan "me quiere nada" y tengo una corona de princesa que se me ríe en la cara. Mi vestuario se ha vuelto completamente negro para hacer juego con mi corazón, que vive de luto. Hay escarcha cubriendo mi calle. Tengo un sendero marcado entre tu casa y la mía, para recordarme constantemente lo fácil que te resultaría hallarme.
No entenderías lo sola que me siento. Apenas soy una mitad partida por la mitad. Los minutos sin ti duran 120 segundos, todos los días es domingo por la tarde, el infierno arde en cada esquina en la que no te encuentro y hasta el rock and roll me sabe a tango. He intentado suicidarme pero de sólo pensarte resucito. Llevo una cruz que ya ni pesa y una estaca clavada en el costado que casi ni molesta. Es que tanto dolor me tiene anestesiada... Tengo un jardín marchito y un árbol de la vida que se ha muerto. Tengo un reloj despertador que se niega a despertarme de esta mentira. Mi vida se ha estancado por completo y existe un antes y un después de tu presencia. Me tienes secuestrada y ni siquiera sé si quiero pagar el rescate. Tengo un diario con malas noticias y un timbre que se empecina en sonar cada vez que no vienes a buscarme. Tengo un huracán violento en medio de mi casa, que arrasó con todo, dejándome sin presente y sin futuro.
Tengo un silencio asesino colándose por mi teléfono y un contestador en "tratamiento psiquiátrico" que no logra superar que no me llames. Vivo con "trastorno de personalidad" por esta lucha interna que tienen la que te ama y la que te detesta. Mi deseo y mi realidad hacen "terapia de pareja" para intentar ponerse de acuerdo de una vez y para siempre. Tengo un sueño con trastorno "obsesivo-complusivo" que no se cansa de repetir tu imagen mientras duermo. A mi alma le han diagnosticado una "tendencia suicida" por esta costumbre que tengo de morirme de amor cada vez que te veo.
El Universo está en mi contra... o acaso eres tú, que te encaprichas en no quererme...

lunes, 23 de noviembre de 2009

TENGO UNA CASA HECHA PEDAZOS

2° PREMIO EN EL IV CERTAMEN FRANCISCA ADROVER DE RELATO, ABRIL DE 2004.

Tengo un ascensor que sólo me lleva a la desdicha y que aunque quiera elevarme, indefectiblemente desciende al infierno de vivir sin ti. Tengo una escalera caracol que va en línea recta hacia tu recuerdo y unos peldaños hechizados que me conducen a tu cuerpo y a los que intento resistirme, haciendo mi mayor esfuerzo. Tengo una baranda donde me sostengo para no derrumbarme y que tiene la misma forma de tus brazos, que hace siglos que no me abrazan. Tengo una baranda maldita que en lugar de contenerme, de vez en cuando me empuja al abismo de tus ausencias. Tengo un balcón por el que tiré todas mis ilusiones y por el que suelen subir, necias, mis esperanzas vanas.
Tengo laberintos fastidiosos donde constantemente intento empezar a escaparme y donde siempre me confundo y quedo atrapada. Tengo un callejón sin salida justo en medio de mi casa. Tengo una puerta que sólo se abre hacia afuera, tal vez acostumbrada a la enorme cantidad de veces en que te fuiste de mi vida. Digamos que tengo una puerta acostumbrada a tus adioses. Tengo una puerta por la que nadie entra, tengo una puerta por la que desfilan incansablemente, las madrugadas en las que te marchaste. Tengo una puerta que llora por sus marcos.
Tengo un piso repleto de margaritas deshojadas y de tréboles (ninguno de cuatro hojas, por supuesto). Tengo un piso lánguido marcado con las huellas que dejé cada vez que te seguí... tengo un piso con cicatrices innumerables... Tengo un pasillo abarrotado de abandono. Tengo rincones que destilan melancolía. Tengo esquinas del fracaso. Tengo huecos, mires hacia donde mires. Tengo espacios en blanco atestados solamente de vacío. Tengo una habitación hechas cenizas. Tengo unas sábanas que se niegan a despedirse de ti. Tengo un huracán en la cama. Y un maremoto que se desata cada noche, cuando me acuesto sola. Y un lecho que se desangra si me acuesto con otro. Tengo una almohada que te espera, impaciente. Tengo un invierno que vive en mi cuarto, tengo escarcha cada vez que me despierto.
Tengo una cocina muerta, donde no hay nada que celebrar. Tengo un salero colmado de besos con sal y un pimentero al que le falta pizca de tu risa y un frasco de miel que se llenó de tu dulce saliva. Tengo azúcar que sólo endulza cuando te pienso. Tengo granos de arroz que se suicidan contra los armarios, doloridos por la boda que jamás festejaremos. Tengo un refrigerador donde, sin quererlo, dejé tu presencia congelada. Tengo el vino del olvido, que ya sé que no funciona. Tengo una pared con enredaderas, que no hacen más que enredarme a ti. Tengo un ramo de flores maniáco-depresivas.
Tengo un reloj terco que se ha quedado detenido en el último segundo del último minuto de la última noche que pasamos juntos. Tengo un reloj que se olvidó de las horas. Tengo un reloj que parece haber perdido la noción del tiempo. Tengo un reloj paralizado y paralítico. Tengo unas velas embrujadas que se encienden solas, cuando ellas lo deciden, para recordarme a su antojo el fuego que ya no existe entre nosotros. Tengo llamaradas que inundan mi casa y chispas y destellos y luces que me incendian las pupilas si te imagino. Tengo una hoguera donde arde nuestro sexo... todavía.
Tengo una mesa atestada de poesía, atiborrada de palabras neuróticas que ni siquiera me permiten escribirle a otro amor que no sea el tuyo. Tengo letras caprichosas que vienen a buscarme y frases y poemas y cuentos de excursión por el ambiente. Tengo oraciones que sólo se completan con tu nombre. Tengo verbos que ya no conjugo y un presente que obviamente es "imperfecto". Tengo un teléfono mudo que no sirve para nada si no me llamas. Tengo un teléfono nulo, obsoleto. Tengo un contestador maniático, que ha decidido no responder ningún llamado hasta que tú no llames. Tengo un contestador que está a punto de morirse de tristeza. Tengo una ventana ciega que no mira hacia ninguna parte, una ventana donde siempre es domingo por la tarde y donde siempre llueve. Tengo una ventana por la que sólo veo tu calle, la calle por la nunca caminas hasta encontrarme. Tengo cientos de "siempre" y de "nunca" batiéndose a duelo en esa calle.
Tengo unos discos que se repiten hasta el hartazgo, donde únicamente se cantan canciones de desamor y de soledad. Tengo compactos hipnotizados que hacen caso omiso a sus intérpretes y que tan sólo repiten tu voz, como un susurro.
Tengo un espejo que jamás me refleja sola. Un espejo testarudo que siempre te dibuja a mi lado y al que es inútil estrellar, porque ya lo intenté y sólo me promete otros siete años de mala suerte... como si estos doce no hubieran alcanzado. Tengo un televisor que se empecina en historias románticas. Una tele que exclusivamente me muestra historias de pasiones imposibles. Tengo una tele donde todos los hombres tienen tu nombre. Tengo un control remoto que se divierte conmigo, que avanza y retrocede mi vida como quiere y la retrocede y la retrocede y la retrocede.
Tengo un problema sin solución a cada rato, tengo pocas cuentas claras y muchos números en rojo, tengo una división de bienes que nunca hicimos, tengo un punto final que nunca acaba. Tengo puntos suspensivos con los que me encargué de rellenar nuestras distancias. Tengo síndrome de abstinencia cuando no te veo. Tengo un botiquín lleno de heridas. No tengo remedios... ni remedio. Tengo pastillas para no soñar que se perdieron. Tengo pócimas mágicas vencidas. Tengo sobredosis de lujuria en frascos. Tengo veneno a cuentagotas para morir por ti cuando yo quiera. Tengo un amor tóxico que me inyecto cada mañana.
Es cierto, tengo una casa hecha pedazos.
Pero hay algo que es todavía peor... acabo de darme cuenta...
Tengo una vida destrozada.

jueves, 5 de noviembre de 2009

NI SIQUIERA SÉ COCINAR

2° PREMIO EN EL 7 CONCURSO DE CARTAS DE AMOR DEL AYUNTAMIENTO DE ALLER, MARZO DE 2004.


Tal vez amarme no sea un buen negocio; ni siquiera sé cocinar. Por más que haga mi mayor esfuerzo es casi imposible que alguna noche te sorprenda con un plato exótico y cena con velitas... adoro las velas, eso sí... pero de cocina, poco y nada.
Tampoco hago la cama todos los días. Es muy probable que si vienes a verme sin avisarme, te encuentres con las sábanas revueltas y algún recuerdo retorcido, al que le cuesta despertarse del todo. Lo bueno es que los recuerdos siempre son tuyos, así que no tendrías que preocuparte.
Me gusta escuchar la música fuerte y últimamente Joaquín Sabina tiene el monopolio de mi equipo de audio, así que soy capaz de repetirlo hasta el hartazgo. Y desde luego te terminará cansando esta costumbre que al principio te parecerá hasta divertida: canto mientras suena la música. Canto mal a veces... otras canto peor.
No me pidas que te planche una camisa; odio con toda mi alma planchar. Además, las veces que lo intenté aunque puse la mejor voluntad todo me quedó horrible. Plancho de un lado y arrugo del otro y arrugo del lado que arrugué antes y vuelvo a planchar... y se arruga de nuevo. Es inevitable y fatídicamente reiterativo... no sé planchar.
Uso demasiado detergente para lavar los platos, así que es factible que alguna vez sirvas agua en una copa y encuentres burbujas; seguramente te haré un mal chiste con respecto al efecto mágico de mi casa y de mis cosas, pero la verdad es que no sé quitar bien los restos de detergente. Y no me gusta secar la vajilla, así que suelo dejarla ahí hasta el otro día, para ahorrarme el trabajo.
Hago listas para todo. Para lo que tengo que comprar, para lo que tengo que hacer, para lo que tengo que pagar... vas a encontrar mi casa repleta de papelitos... hasta para las conversaciones importantes soy capaz de anotarme los puntos fundamentales.
Soy muy caprichosa; excesivamente caprichosa. Cuando quiero algo, lo quiero para ayer. Así que me pongo infantil, demandante, insistente, hasta que por fin lo consigo. Puedo volverte loco (te lo aseguro) cuando me antojo con algo.
No me gusta dormir la siesta. Tampoco me gusta que duermas mientras estamos juntos, me parece una pérdida absoluta de tiempo. Soy capaz de tolerar que descanses un rato si hay una causa que lo justifique, pero lo más probable es que no aguante demasiado y corra a despertarte cuando empiece a aburrirme.
Pido besos y abrazos todo el tiempo. Soy exigente en eso. También los doy a menudo. Me encanta revolverte el pelo aunque te resulte molesto. Y soy celosa... tengo celos de las mujeres más lindas que yo, de las más inteligentes, de las más atractivas... de cualquier mujer que te mire. Y es probable que me moleste muchísimo que tengas amigas mujeres.
Voy a preguntarte cien mil veces qué te pasa si algún día te encuentro demasiado silencioso. No voy a creerte cuando me digas “nada” y voy a insistir tanto que tendrás que inventar alguna excusa, para que por fin deje de preguntarte.
Puedo llorar... puedo llorar por una discusión, puedo llorar de alegría, de melancolía, de miedo, por una película (confieso que lloré mirando Shrek), por algo que me cuentan... me emociono fácil y aunque a veces me irrita, no puedo evitarlo... si me tratas demasiado mal o demasiado bien, voy a llorar. Ah... y a pesar de que no me gusta dormir la siesta, reconozco que me pongo de malhumor cuando duermo poco... esos días es mejor no hablarme demasiado... aunque si no me hablas, voy a empezar a preguntarte qué te pasa... y bueno, habría que volver a leer algunos renglones más arriba...
Pero hay algo que sé hacer muy bien. Casi te diría que soy una “especialista”: sé volar... soy extremadamente buena volando... soy casi perfecta... Lo mejor es que puedo enseñarte y hasta llevarte conmigo... sé volar, de hecho, lo hago todo el día. Sólo necesito que te quedes el tiempo suficiente a mi lado... y también vas a volar. Y ahora que lo pienso, corazón... amarme es un excelente negocio. Te puedo llevar tan alto que realmente es una pena que te resistas a quererme y que te quedes con los pies tan sobre la tierra.

sábado, 31 de octubre de 2009

PARA VOLVERSE INOLVIDABLE (CASI BASADO EN UNA HISTORIA CASI REAL)

2° PREMIO EN EL VIII CERTAMEN SAN ESTEBAN DE GORMAZ, NOVIEMBRE DE 2003.

10 DE SEPTIEMBRE DE 1999
10.00 PM
Los dioses están a mi favor. Me crecen tréboles de cuatro hojas en el pelo; por fin la buena suerte se puso de mi lado. Un cántico sagrado se instala en mi apartamento, mientras le doy el último retoque a mi boca. Me pinto con un poco de labial con brillo, que sirva sólo para iluminar nuestros besos. Tengo tantas ansias de verte que no me entran en el cuerpo. La alegría se me sale por los poros. Te amo más que a mi vida... y es inevitable. Sí, ya sé, ya sé... ya sé que no sientes lo mismo. Ya sé que soy tan solo un oasis, un pasatiempo, un territorio donde sentirte venerado. Pero también entendí que no puedo remediarlo. Y lo acepté. Y lo asumí, de modo que me complazco con un rato de tus ratos, porque con eso soy feliz.
Estás por tocar el timbre y la bienaventuranza de nuestro encuentro justifica las heridas que me dejan tus distancias; todo lo sana tu presencia. Por esto te espero con esta euforia que me desborda el corazón. Porque hoy es importante para mí. Porque hoy estoy decidida a entregarme de lleno a esta pasión. No me interesan las consecuencias... ¡hace tantos años que no puedo dejar de adorarte!. Por eso hoy, aunque no seas mi novio, ni mi esposo, ni me conviertas en tu amante preferida, voy a hacerte el amor toda la noche, toda la madrugada y de ser posible, todo el resto de mi existencia.
¿Mañana? No pienso en mañana. Mañana es probable que no te vea, que no me llames, que no me quieras... como casi siempre. Pero ya te dije que no me importa. Celebro la gloria de disfrutarte entre mis sábanas. Me harté de esperar el momento correcto. Hoy sí, estoy convencida de que lo único que necesito es tenerte dentro de mí, instalarme dentro de ti, dure lo que dure, sea lo que sea, pase lo que pase.
Acaba de sonar el timbre. Llegaste. Estás aquí, a unos pocos metros. ¿Cómo puedo, ya, estar haciéndote el amor, si aún no te abrí la puerta?

14 DE JUNIO DE 2003
11.59 PM
Te odio. En la vida podrás comprender cuánto te odio en este momento. Te rogué que pasaras esta noche. Te expliqué que era importante. “Muy importante” te aclaré. Te estoy aguardando desde las 11 en punto. Es más, desde antes de las 11; no quisiera ser reiterativa, pero sabes bien que en realidad, te estoy esperando desde hace años. Y sigo esperándote. Tengo miedo... ¿otra vez no vas a venir?. De sólo pensarlo no puedo evitar ponerme a llorar y se me corre la pintura de los ojos y lloro y me vuelvo a maquillar consecutivamente, por si acaso.
Hace un instante sonó el teléfono y fui corriendo a contestarlo. Me puse tan nerviosa que se me enganchó la media con la mesita baja y la rompí. Las medias de seda que me compré especialmente para esta ocasión. Pero no eras tú. Era mi madre. Le corté enseguida, le dije que me estaban por pasar a buscar. Me preguntó a quién esperaba y me mordí tu nombre. Ella también te odia, aunque no te conoce. Ella conoce “de ti” y eso es suficiente para detestarte.
Como de costumbre intento justificarte. Tal vez se te hizo tarde y no pudiste avisarme. No tienes móvil, hace frío, llueve horrendamente ahí afuera y todos sabemos que los teléfonos públicos de esta ciudad cada vez funcionan peor. Tal vez ni siquiera llevas monedas encima. Tal vez estás por venir en cualquier momento, y yo acá, llorándote como una idiota. Tengo que recomponerme. Tengo que seguir esperándote esperanzada. Sabías que hoy necesitaba verte y que era urgente. No me puedes fallar. Vas a venir. No... no vas a venir. Sí... tienes que venir. Te sigo esperando mientras vuelvo a maquillarme.

01.00 AM
Este whisky es espantoso. No sé por qué me empecino en tomarlo si me quema la garganta y ni siquiera lo disfruto. Pero preciso que se me pase el tiempo y el mal rato y he visto en cientos de películas que las mujeres abandonadas se dedican al whisky. Así que aquí estoy, haciendo lo que se supone que debo hacer. También se presume que debo mirar tu fotografía y destrozarla en mil pedazos, o estrellar un cenicero, o arrancar con furia el cable del teléfono por el que no entró tu llamado, todavía.
No obstante, nada de eso sucede. Tengo una calma tan ficticia, tan bien actuada, que hasta yo misma me desconozco. Me cambiaste tanto. Hiciste de mí una persona que no era. Rendida, sometida, estúpidamente enamorada. Con los demás siempre fui una guerrera, contigo una prisionera. Con los demás siempre fui libre, contigo una esclava. Con los demás siempre fui la alegría, contigo un mar de lágrimas. Mira... si hasta me estoy volviendo cursi...
Me sirvo otro whisky y lo trago de golpe. Espero aturdirme al menos, confundirme un poco y olvidarme de esta soledad tan desolada. No tiene sentido esperarte, si ya sé que no vas a venir a buscarme. Me quito despacio el vestido negro, las medias de seda corridas, me quito la pintura de la cara con violencia y me miro descubierta en el espejo. Así me siento ante tus ojos: desnuda, desprotegida, desesperada.
Una ráfaga de ilusión abre las ventanas de mi casa y por ahí entra tu recuerdo que me acaricia la piel, entonces se reanuda la esperanza de que es posible esto de que alguna vez me quieras. Me visto nuevamente rápido, por las dudas. Este amor es una enfermedad. Te sigo esperando mientras vuelvo a maquillarme.

02.00 AM
Los del octavo piso deben estar de fiesta. Hace un instante cantaron el feliz cumpleaños. Pienso en todas esas personas contentas, alegres, que beben y viven ignorando que apenas un piso más abajo, yo me estoy desagotando en lágrimas. Se me acabó el whisky y ya veo nublado. Mejor. Así no distingo esta realidad tan siniestra. Escucho pasos, gente que se despide, el ascensor que baja, el ascensor que sube. Parece que el alcohol acrecentó mi sensibilidad, así que mi oído está desarrollado al máximo y después de unos minutos hasta puedo advertir los jadeos en el octavo piso. Hay gente haciendo el amor ahí arriba. Agudizo mi oído. Agudizo mi odio. Siento los gemidos, los besos, si me esfuerzo puedo hasta percibir el sonido de las caricias.
Me estoy volviendo loca. Te extraño con locura. Me empieza a doler el alma. Te juro que siento dentro de mí un martirio insoportable. No puedo evitar recordar las noches que nos gastamos juntos. Enciendo las velas rojas que una vez, por piedad, me regalaste. Contemplo hechizada el fuego y revivo el calor de mis entrañas, ese que me invadía cada vez que entrabas en mi cuerpo. Te extraño horrores. Es un horror esto de extrañarte. Pensé que con el tiempo iba a acostumbrarme a esta costumbre de tu ausencia. Sin embargo eso no sucede y cada vez se me hace peor y más complicado seguir adelante. Este amor es asesino.
Creo que llegué al límite. Creo que nuestra historia se me metió en las vísceras y me está envenenando paulatinamente. Es terrible esto de amar a un imposible. Me siento morir y los del octavo siguen sin enterarse. Un silencio total se apodera del edificio y los imagino a los dos, durmiendo abrazados, como más de una madrugada me dormí yo abrazando tu distancia. Dios también debe estar durmiendo. De lo contrario hubieras venido a buscarme. A pesar de la hora, te sigo esperando mientras vuelvo a maquillarme.

03.00 AM
Me sigo desangrando. Nada milagroso ha sucedido esta noche y sin embargo, este infierno me resulta encantador. No siento miedo. No siento nada. Estoy... tan anestesiada que dejé de sufrir. Cierro los ojos, me quedo tendida y esperando que vengas. Pero ya entendí que eso no va a ocurrir. Te dije que esta vez era importante y no me creíste. Te supliqué que necesitaba verte. Porque ésta no era como tantas otras noches. Mañana te darás cuenta del por qué.
Espero poder dormirme de una vez por todas. Necesito descansar de este amor que me tiene tan cansada. Nunca podrás entenderme, corazón. Nunca podrás comprender la dimensión exagerada de mi pasión. Se me debilitan las piernas, los brazos, se me debilita el cuerpo y se me endurece al alma. Ya no sufro, corazón, ya no te sufro. Una marea roja lo está inundando todo. Todavía no sé si es mi sangre o el escarlata de mi lujuria. Sea lo que sea me siento en paz. Me sonrío apenas, pensando en lo poético de esta tragedia. Ahora sí, estoy segura, me recordarás toda la vida. De alguna manera, te estoy obligando a volverme inolvidable. Hasta que te mueras llevarás encima mi ofrenda de esta noche, pesándote como una mochila en tus espaldas, intentando eludirla a veces... pero será inevitable que cada 14 de Junio te acuerdes de mí. Con nostalgia, con melancolía tal vez... nunca con amor. Si no me amabas mientras estaba viva, menos me amarás cuando por fin... La sangre sigue derramándose. Se diluye con mi llanto. Soy tan patética que hasta en mi propio suicidio continúo llorándote. Ya ni siquiera puedo maquillarme. Aunque no lo creas te sigo esperando.

04.00 AM
El apartamento está en silencio. Ella yace marchita en la bañera, pero insólitamente un gesto que se parece a una sonrisa se dibuja en su rostro.
Demorarán un par de horas en encontrarla. Recién el domingo al mediodía el portero del edificio se extrañará de no verla, el contestador se saturará de mensajes y su familia se sorprenderá por su silencio. Recién el domingo por la noche alguien comenzará a preocuparse, apenas un poco. El lunes a la mañana, todos se preocuparán mucho. Por la tarde, demasiado. Alarmada, su madre irá a la casa. Abrirá la puerta con su llave y la encontrará tendida, rodeada de un enorme charco de pasión. Algunos no podrán entenderla jamás. Algunos no podrán perdonarla nunca. No habrá cartas que arrojen culpas. Solamente la interna certeza de que ella ha muerto de amor.
¿Él? Él no se enterará hasta el fin de semana siguiente, cuando ebrio y perdido, vaya a buscarla para que sus ganas de un rato se junten con las ganas de siempre de ella. Llegará a la puerta, tocará el timbre y nadie contestará del otro lado.
- ¿A quien buscas? - preguntará entrometido el encargado.
- A la chica del séptimo... del séptimo D. – dirá él.
- Ah – suspirará el encargado con dolor. – ¿No sabías? Ella... no sé cómo decírtelo... Ella se suicidó el sábado pasado.

Casi sin entenderlo el portero del edificio se convertirá en el protagonista de la historia. Con esas palabras cumplirá su función. Le cargará a él, para siempre, el recuerdo de ella en sus espaldas. Se lo acomodará para que no le moleste demasiado. Él ni siquiera se dará cuenta en ese momento. Perturbado, sin comprender nada de lo sucedido, se irá llorándola como nunca, llevándola como una cruz.
Ella sonreirá satisfecha desde quién sabe dónde. Después de haber cometido la mayor cobardía de una valiente... o la mayor valentía de una gran cobarde, descansará por fin en paz. Lo único que deseaba... era volverse inolvidable.

jueves, 29 de octubre de 2009

EL BAR DE LA MALA MEMORIA

2° PREMIO EN EL CONCURSO IBEROAMERICANO DE POESÍA Y CUENTO CORTO "DECIRLO CON LETRA DE MUJER". ABRIL DE 2003.

Era un lugar extraño... aunque últimamente, todos los lugares que visitaba me resultaban extraños, porque cada día en sí me hacía sentir una extraña, fuera donde fuera. Pero yo les aseguro que realmente era un lugar insólito. Era inexplicable... pero hermoso. Y si bien era complicado acceder, una vez que entrabas no querías irte. El Bar de la Mala Memoria era brillante, cálido y terriblemente fascinante. Ejercía una especie de atracción irresistible, como un imán, como un hechizo... Si pasabas por la puerta, inevitablemente encontrabas un buen motivo para entrar. Y si entrabas una sola vez, inevitablemente encontrabas un buen motivo para regresar.
Estaba ubicado en una calle bastante estrecha y sombría. Una calle en un barrio desconocido, que nadie sabía cuál era. Una calle cuyo nombre nadie podía pronunciar y al que se llegaba desde cualquier sitio. Una calle que se encontraba misteriosamente, con sólo desearlo.
Por la puerta sólo pasaba una persona por vez, en intervalos de diez minutos. Era condición indispensable entrar y salir absolutamente solo; hay algunas experiencias que sólo pueden transitarse en soledad. Las paredes eran transparentes, pero la gente desde afuera no podía ver lo que sucedía adentro. Una vez que llegabas, nadie tu ubicaba en ningún lado, así que era mérito propio encontrar un buen lugar. Sólo se podía permanecer dentro durante una hora por día, ese era el plazo máximo estipulado. Lo indicaban claramente carteles diseminados en el recinto, que advertían de la peligrosidad de permanecer allí por más tiempo:
Bar de la Mala Memoria
La casa se reserva el derecho de admisión y permanencia.
Muy importante:
Sólo se permite permanecer en este lugar por el término de 1 (una) hora.
La casa no se responsabiliza por los daños que pudiera ocasionar
una estadía mayor a la mencionada.
Evidentemente el tema del horario no era un asunto menor, ya que la misma inscripción se repetía en la carta, en las servilletas, en los espejos y en cada vaso y en cada taza. Era esencial no quedarse dentro del bar más de una hora. Y era peligroso. Nunca supe exactamente qué le sucedía a quienes se arriesgaban a estar allí por más tiempo, pero una vez me contaron que quien se animaba a la osadía, era condenado para siempre al olvido eterno. Y si ese era el castigo, era realmente un castigo por demás cruel.
Ustedes podrían encontrar una contradicción en esto. Es decir, la lógica indica que si uno iba al bar para olvidar y la sanción se trataba precisamente de eso, de conseguir el olvido eterno, se parecería más a un premio que a un castigo. Pero tengan cuidado. Piénsenlo detenidamente: perder la memoria, caer en el olvido absoluto, aún de lo que más nos duele... No poder volver a recordar nunca más esos ojos, esa piel, ese nombre... ¿no es un precio demasiado alto?
El Bar de la Mala Memoria siempre estaba repleto. Indudablemente había muchas personas ansiosas de olvidar, pero después de ir un par de veces, uno conocía las caras y si bien no era el mejor lugar para entablar una amistad, con el tiempo te ibas encariñando con la gente y le preguntabas a los mozos si notabas alguna ausencia. Algunos íbamos todos los días, urgidos por olvidar. Algunos disfrutábamos tanto de ese rato que era lo único que nos mantenía en pie durante el resto de las horas. Yo era una de esos.
Trabajaba en mi oficina mirando el reloj con desesperación y cuando las agujas formaban esa línea perfecta entre las 12 y las 6, yo sabía que comenzaba el increíble rito del olvido. Caminaba hasta el bar, a veces iba casi corriendo y hacía mi triunfal ingreso alrededor de las 18.15. Me acomodaba en una mesa y esperaba, esperaba que el tiempo pasara despacio pendiente del reloj (es importante aclarar que cada mesa tenía un reloj individual que se activaba apenas te sentabas y sonaba en el momento exacto de cumplirse los 60 minutos). Muchas tardes me quedaba suspendida en el tic-tac de las agujitas que me regalaban la mayor satisfacción del día: dentro del bar, yo nunca pensaba en él.
Eso era lo maravilloso del lugar. Cada uno llegaba llevando la carga pesada de una historia que quería y necesitaba olvidar y en ese bar... se perdía la memoria. Si alguien hubiera podido fotografiar las almas, el establecimiento entero hubiese sido una auténtica fiesta. Los hombres abandonados sonreían, las mujeres enamoradas de imposibles cantaban, los ancianos de vidas grises eran felices y el brillo del dinero brillaba por su ausencia. Durante una hora, uno dejaba su lamentable historia en el guardarropa y durante una hora, uno encontraba en esas paredes la posibilidad de ser inmensamente feliz.
Una vez me quedé todo el tiempo mirando los rostros que desbordaban de dicha e intentando adivinar sus vidas.
El hombre mayor, tal vez iba al bar para olvidar su miseria. Estaba mal vestido y desaliñado y bebía de su taza de café como si se tratara de un brebaje mágico (que posiblemente lo era).
La chica embarazada acariciaba su panza de seis o siete meses con profunda paz. Tendría cerca de 17 años, y quizás, iba a bar para olvidar al novio adolescente que huyó espantado.
El hombre joven jugueteaba con su alianza, mientras bebía absorto en la nada. Estaría contento, acaso, de poder olvidar por un rato a su amante amada.
Hice el intento de mirarme desde lejos. ¿Qué ves cuando me ves? - pensé jugando con las palabras. Estoy segura de que todos allí sabían que estaba ahí en búsqueda del olvido del hombre amado, ese que nunca fue mío, ni siquiera cuando dormía a mi lado. En el bar estaba prohibido hablar de los motivos que te llevaban ahí. En realidad, no estaba prohibido, sino que era imposible, al menos durante esos minutos, recordar qué era lo que te había arrastrado hasta sus paredes. Eso era lo bueno del Bar de la Mala Memoria. Allí uno se sentía absolutamente libre de recuerdos.
Hoy, después de contarles a ustedes de la existencia de este lugar, tomé una decisión importante y los hago cómplices de ella: abandono desde este momento la idea de volver al bar. Reconozco que es bueno olvidar, algunas veces. Acepto que pasé en ese bar algunas de las horas más felices. Admito que probablemente muchas noches querré regresar cuando el dolor se instale y lo único que desee sea olvidar por un rato.
Pero comprendí algo: prefiero aceptar con dignidad este desconsuelo. Prefiero enfrentar la vida con este dolor tatuado en el alma y en el cuerpo. Prefiero vivir en la dolorosa realidad que morirme en el olvido.

miércoles, 28 de octubre de 2009

A VOS Y TU INFINITA AUSENCIA

FINALISTA EN EL II CONCURSO ANTONIO VILLALBA DE CARTAS DE AMOR, FEBRERO DE 2003.

Amor, te escribo para contarte que tu ausencia me dejó lugares llenos de vacío.
Por ejemplo, en un rincón de mi casa atesoro incontables fotos, guardadas en un álbum sin fin. Allí se encierra mi historia, ese es el registro de mis días y mis noches y me preocupé todo este tiempo por tenerlo prolijo y perfecto, sin espacios en blanco. Sin embargo, mágicamente, encuentro intercaladas entre sus páginas las fotos que nunca nos sacamos, después de los retratos de mi familia, de mis amigos y del último verano. Al principio supuse que se trataba de un error involuntario cometido por mi atropello pero las volví a ordenar y a pesar de eso, como si estuvieran capturadas por un hechizo, los huecos aparecieron nuevamente.
Fue entonces cuando empecé a prestar más atención a los detalles de mi pequeño universo.
El timbre del portero está desgastado, tal vez por todas las veces que vos no viniste, por todas las madrugadas que me negaste sistemáticamente; como si lo mío se tratara de un capricho y lo tuyo también. Algunas veces mientras subo las escaleras hacia el octavo piso, voy buscando encontrarte, buscando verte fumando y tal vez desarmado y llorándome, como no me lloraste todos estos años. También en la calle, justo frente a mi edificio, queda siempre un lugar sin ocupar y sólo por curiosidad esta tarde tomé las medidas del espacio. ¿Sabés qué? Es exactamente del mismo tamaño de tu auto, así que podrías no estacionarlo cada noche y no dejarlo vacío cada mañana, cuando salgas para empezar tu día de trabajo. Del mismo modo en el contestador automático, existe una hendidura por la que se filtran los llamados que jamás me hiciste, después del mensaje que no grabamos juntos y del eco del beep ensordecedor.
Y todo esto está dejando tanta huella, que hasta encuentro diseminados en mi departamento los besos que nunca nos dimos y me tropiezo permanentemente con las caricias que todavía nos faltan. Es más, creo que sería ridículo enumerarte las noches de amor que nos quedaron atascadas, aunque ya hice un cálculo aproximado que te sorprendería y que prefiero no revelarte. Al tiempo que me duermo voy abrazando tu recuerdo y tengo sumo cuidado en no golpear tu alma mientras doy vueltas en la cama, pensándote. Se acumulan en mi cocina los pocillos de café que no tomamos y hasta guardo en la heladera las botellas vacías de todas las buenas noticias que jamás festejamos.
Tus ausencias son terribles amor, son dolorosas, así que por las dudas escondo entre mis tesoros más preciados tu sombra eterna, eso sí, fue lo único que me dejaste para siempre. Algunas veces me siento en una de las sillas frías y establezco con vos una de mis inenarrables charlas, y te voy contando todo lo que me está pasando, cuánto te extraño, cómo te necesito, y aunque no me decís nada, me basta con disfrutar de tu silencio. Y por suerte nos llevamos bien, mi soledad y yo; digamos que nos estamos acostumbrando poco a poco a esta convivencia obligada.
Extrañamente tengo cuidadosamente guardadas y ordenadas por fecha las cartas que nunca me escribiste. Y muchas noches, antes de acostarme, releo los cuentos que ninguna vez me entregaste. En mis paredes exhibo orgullosa el único dibujo que no me hiciste, pintado con acuarelas transparentes y firmado con tinta invisible. Justo al lado, existe un reloj por el que desfilan una por una, todas las horas que me evitaste en esta vida. Y en la mesa chiquita, esa de madera, ahora descansa un florero atestado de fresias y jazmines que nunca compraste para mí.
Cuando todo se oscurece y me despido del día, suelo escuchar las canciones que ningún anochecer me dedicaste. Esas que no cantabas, que no murmurabas, las que ni siquiera se han inventado en honor a nuestro amor a contramano.
En fin, esto de andar sin vos por mi biografía, cada vez se está haciendo más doloroso. Pero tengo una calma tan ficticia, una resignación disfrazada y tan bien actuada, que me obligo a continuar mirando hacia delante, intentando que la vida no se me pase pendiente de vos y tu regreso.
En el video club todavía están reservadas todas las películas que quería ver con vos, las que me hubiera encantado compartir y bueno, por suerte los dueños me entienden y las acumulan en un costado, hasta que podamos disfrutarlas juntos.
Cuando no estás, y esto es todos los días extensos y anchos de mi vida, tu no presencia me deja llena de interrogantes. Cómo serán tus noches. A quién le dedicarás tus sueños. Quién te invadirá la carne. Dónde acabará tu amor. A quién le inventarás tus pretextos. Hasta tu ausencia me está dejando llena de preguntas.
Cuando quiero acercarme a vos, a tu recuerdo intacto, ilumino con el encendedor que no te olvidaste, las velas que me prometiste y que jamás me regalaste. Contemplo extasiada como el fuego las consume, de la misma manera que ingenuamente creí que se iba a consumir mi deseo por vos. Pero eso no pasó y me quedó tanta historia atragantada, que me bebo en el desayuno tu saliva dulce, tal vez es lo único que me pude guardar de vos, porque aun me queda navegando por el cuerpo tu almíbar.
Sigo enamorándome irremediablemente de tu recuerdo que al día de hoy es lo único que tengo. Sigo alimentando tu fantasma cada noche, para que no se muera, porque tal vez creer en vos y en tus ojos negros, es lo único que me mantiene en pie.
Sigo recorriendo las calles que no caminamos juntos mientras te busco aferrada a una utopía, soñando con la posibilidad de que alguna noche borracho de amor, por casualidad o por perseverancia, por azar o por accidente, llegues hasta mi puerta y llenes mis espacios con tu alma.

domingo, 23 de agosto de 2009

FOTO SALVADOR

Sin comentarios. JA!

jueves, 9 de julio de 2009

SALVADOR DE MUJERES

Nueva novela para Colombia!
Con Marcela Citterio.
Feliz, es poco.

sábado, 4 de abril de 2009

SEIS GRADOS DE SEPARACION

Seis grados de separación es una teoría que intenta probar el dicho de "el mundo es un pañuelo", dicho de otro modo, que cualquiera en la Tierra puede estar conectado a cualquier otra persona del planeta a través de una cadena de conocidos que no tiene más de cinco intermediarios (conectando a ambas personas con sólo seis enlaces). La teoría fue inicialmente propuesta en 1929 por el escritor húngaro Frigyes Karinthy en una corta historia llamada Chains. El concepto está basado en la idea que el número de conocidos crece exponencialmente con el número de enlaces en la cadena, y sólo un pequeño número de enlaces son necesarios para que el conjunto de conocidos se convierta en la población humana entera.

Por eso, si alguien conoce a
un amigo
de un amigo
de un amigo
de un amio
de un amigo
de Joaquín Sabina

que le avisen que existe:

http://www.manualjoaquinsabina.blogspot.com/

martes, 31 de marzo de 2009

SNIF!!!

Nada ni nadie
puede impedir que sufran...
que las agujas avancen
en el reloj.
Que decidan por ellos,
que se equivoquen...
que crezcan y que un día...
nos digan adiós...
J. M. Serrat

martes, 17 de febrero de 2009

GANE OTRO CONCURSO!!!

PRIMER PREMIO:
VIII Concurso de Cartas de Amor y Desamor de Gines con motivo de San Valentín.
Estoy contenta!!!

miércoles, 28 de enero de 2009

sábado, 6 de diciembre de 2008

CUENTO FINALISTA EN CERTAMEN

HISTORIAS MINIMAS
Cuento finalista en el:
I CONCURSO INTERNACIONAL DE CUENTO BREVE
(Salón del Libro Hispanoamericano de la Ciudad de México)
803 participaciones con 1443 cuentos

viernes, 28 de noviembre de 2008

36 BUENOS MOTIVOS PARA SOPLAR 36 VELITAS Y TENER UN CUMPLE FELIZ:

  1. Gastón, mi amor.
  2. Mi Lolita, mi regalo de Dios.
  3. Juani, mi “hijito postizo”
  4. Mi mamá.
  5. Mi papá.
  6. Susy, mi hermana.
  7. Fabi, mi hermano.
  8. Ri, mi cuñado.
  9. Lauri, mi cuñada.
  10. Noe, mi sobrina mayor.
  11. Pauli, la mejor “niñera” para mi hija.
  12. Emi, mi primer sobrino varón.
  13. Nico, el segundo.
  14. Juan Cruz, el más chiquito.
  15. La tía Helvecia.
  16. Eli, mi hermana elegida y la felicidad por nuestro reencuentro.
  17. Gaby, que pasan los años y sigue estando.
  18. Tere, con la que nos une mucho más que el trabajo.
  19. Paula, lo mejor que me quedó de EFYC.
  20. Marcos, mi único amigo varón.
  21. Haber descubierto mi vocación.
  22. Poder vivir de eso.
  23. 10 concursos ganados en España (y la esperanza de que vengan más!)
  24. La novela “secreta” en la que estoy trabajando.
  25. Patito Feo.
  26. Amor en Custodia.
  27. Tiempofinal, el primer capítulo que nos compraron.
  28. Histeriotipos.
  29. Las letras de Joaquín Sabina.
  30. Las canciones de Andrés Calamaro.
  31. Mi casa, chiquita pero mía.
  32. Las zapas de Sarkany.
  33. Los tapados de Las Oreiro.
  34. La ropa linda que ahora sí me puedo comprar.
  35. La buena suerte, que siempre siento de mi lado.
  36. No tener cuentas pendientes, ni rencores, ni odios atragantados, ser feliz con las pequeñas cosas (a riesgo de que suene cursi), vivir rodeada de amor y buena gente y seguir esperando que la historia perfecta venga a buscarme...

martes, 4 de noviembre de 2008

GANE OTRO CONCURSITO!!!

1 PREMIO
Radio Almenara en colaboración con el ayuntamiento de El Bonillo, convoca
EL III CERTAMEN ‘PALABRAS DE MUJER’,
con motivo del ‘Día Internacional para la eliminación de la violencia contra la mujer’
RELATO: DIVISION DE BIENES
¡¡¡Estoy feliz!!!

miércoles, 1 de octubre de 2008

VUELVE AMOR EN CUSTODIA!!! Muy pronto. Por TELEFE



Vuelve la novela que con tanto amor recuerdo...
Porque fue la primera vez que sentí que realmente podía escribir, que era buena en lo que hacía, que podía soñar con un futuro detrás del teclado, imaginando historias...
Porque gracias a esa novela pude terminar de pagar mi departamento...
Porque tuve a mi Lola pateándome la panza mientras ganábamos el Martín Fierro...
Porque lloré de emoción en el Gran Rex cuando se emitió el último capítulo...
Porque me quedaron amigas, gente talentosa con la que compartí horas y horas pensando, pero siempre con alegría, con onda, con corazón...
Marcela Citterio, Teresa Donato, Marisa Milanesio, vuelve la novela que escribimos con sangre, sudor y lágrimas...
¡¡¡Hay equipo, chicas!!!
¡¡¡VUELVE AMOR EN CUSTODIA, CARAJO!!!

miércoles, 24 de septiembre de 2008

HOY CUMPLO 2 AÑOS

Hoy cumplo 2 años de mamá...
Tener un hijo es como tener un pedacito de plastilina para moldear con amor y a conciencia, para formar con besos y con abrazos, con magia, con sueños... No puedo escribir sobre mi hija como "escritora", solamente puedo escribir sobre mi Lola como mamá... Así que no busquen metáforas ni frases inolvidables... De seguro, estas palabras no ganarían ningún premio... Pero hoy cumplo 2 años, me siento desbordada de felicidad y quería contarlo.
Mi hija, mi luz, mi regalo de Dios, mi maravilla, mi milagro, hoy cantó todo el día "que lo cumpla pilizzz" y sopló las velitas, y abrió los regalos con ese par de ojos abiertos como dos soles, mientras yo la miraba tratando de explicarle lo que nunca va a entender, hasta que sea mamá. Gracias, Lolita, por haberle dado sentido a mi vida y por haberme completado, porque desde que naciste siento que sin vos, soy solamente una mitad.

miércoles, 23 de julio de 2008

DEDOS CRUZADOS

Tengo los dedos cruzados...
Hace un tiempo que la espera no me desespera.
Espero armar el próximo capítulo de la novela en la que estoy trabajando y que al autor le guste...
Espero que los mexicanos lean los libros y nos aseguren que va a ser un éxito...
Espero que alguna editorial me compre el libro de Sabina...
Espero que Histeriotipos se pueda convertir en una obra de teatro...
Espero ganar el próximo concurso...
Espero que la historia perfecta venga a buscarme, para dejarme encontrar y, por fin, poder escribirla...

jueves, 3 de julio de 2008

PATITO FEO - MARTIN FIERRO MEJOR PROGRAMA INFANTIL / JUVENIL

GRACIAS MARCELA CITTERIO!!!

Acordarse una vez del equipo que te acompañó en un trabajo, es un lindo gesto...

Acordarse dos veces, es algo para destacar...

Pero acordarse siempre, cada vez, en un momento tan especial y tan fuerte como la entrega de un premio, en ese mini minuto que tenés para agradecer, con todos los nervios que eso debe implicar, es simplemete algo que NADIE EXCEPTO VOS HACE.

Ninguno de los autores que reciben un premio se acuerdan de mencionar a la gente que durante todo el año puso el hombro y laburó con ganas y con amor por ese proyecto...

Todos se acuerdan, eso sí, sin falta, sin repetir y sin soplar, con emoción y hasta con admiración, de "Marcelo", de "Adrián", de "Sebastián", de "Claudio", de "Dori"; etc, etc, etc... Todos se acuerdan de la gente "importante" que les pueden asegurar otro año de trabajo... Pero de nosotros, de los que estamos "un pasito más atrás", "un escalón más abajo", "una tipografía más chiquita y perdida al final de los títulos", de nosotros no se acuerda nadie... Porque nosotros no podemos asegurar nuevos contratos, horas de pantalla, ni años exitosos... Nosotros apenas podemos asegurar "Cuando me necesites, contá conmigo, porque yo laburo con ganas, con amor y con placer"... Y eso, en la tele, parece poco...

Sólo me queda agradecerte una vez más, que SIEMPRE le des a tu equipo esos "5 minutos de gloria"... Porque aunque tengamos puesto un pijama y no un "Carolina Herrera original", aunque estemos comiendo empanadas y no "tierna pechuguita de pollo con finas hierbas y piel de papas", aunque brindemos con Coca en lugar de "champagne francés", durante ese segundo cuando vos nos nombrás, de alguna manera, estamos ahí...

jueves, 24 de abril de 2008

GANE OTRO CONCURSITO!!!

1 PREMIO

IV CERTAMEN LITERARIO CARTAS DE AMOR Y DESAMOR "LOS NOVIOS DEL MOJÓN”. AYUNTAMIENTO DE TEGUISE. ESPAÑA.

http://www.teguise.com/Ocio/amor.html

ESTOY CONTENTA!
VOY POR MAS!!!!!!!!!!!

domingo, 13 de abril de 2008

PUNTO FINAL (PRUEBEN CANTARLA CON LA MUSICA DE "NOS SOBRAN LOS MOTIVOS")

Cómo puedo pedir que otra vez me quieras
cómo puedo pelear ese “No va más”
cómo evitar que tu recuerdo me hiera
si al final de esta escalera
sólo encuentro tu “Jamás”.

Cómo cierro esta puerta y esta ventana
cómo anestesio a mi pobre corazón
cómo gasto esta noche y esta mañana
sin comerme esa manzana
tu boca, mi perdición.

Como me mata tu "nunca más"
como revivo con tu "quizás"
como sigo pendiente de tu regreso,
de tu llamado.
Como me duele cuando no estás
como me apago cuando te vas
como empezar de nuevo cuando me siento
tan desalmado.
¿Cómo pudo dejarme una princesa,
tan destronado?

Cómo aceptar que todo está terminado
cómo ponerle a esto el punto final
cómo seguir viviendo tan derrotado
tan maltrecho y dominado
por esta furia animal.

Cómo no amarte si te sigo esperando
cómo no odiarte si no vas a venir
cómo dejarte si siempre estarás llegando
si me sigo desangrando
si sólo fui un souvenir.

martes, 11 de marzo de 2008

Buscando editorial

Hace mucho que no escribo... Quizás porque tenía la ilusión de que en la próxima entrada iba a poder contar que el libro ya estaba por salir... Lamentablemente encontrar una editorial que lo publique me está costando más de lo que pensaba... Hay un tema de costos con la publicación de las letras que parece que lo hace difícil... Pero no pierdo las esperanzas... Escribí este libro con sangre, corazón y vida... Y así lo voy a editar... Yo sé que lo voy a conseguir, como conseguí todo lo que quise hasta ahora... Poniéndole ganas e ilusión, golpeando puertas, insistiendo, porque como decía el gran filósofo argentino "el movimiento se demuestra andando".
Ojalá muy pronto pueda decir que MANUAL DE JOAQUÍN SABINA BÁSICO se encuentra en las librerías... Y si no es así, al menos me va a quedar la sensación de haberlo intentado...
Amén!

martes, 15 de enero de 2008

CORAZON DE COTILLON *

Corazón de cotillón,
pequeña luz de mi vida,
cachetitos de algodón,
muñequita divertida.

Mi azúcar, mi terroncito,
mi princesa, mi preciosa,
mi “Muni”, mi bomboncito,
mi gordita escandalosa.

Reina glotona,
de plastilina,
cosa gritona,
hija divina.

Mi negrita revoltosa,
mi burbuja redondita,
tan mandona y caprichosa,
mi “Loly-pop”, mi brujita.

Con nariz de porotito,
con boca de caramelo,
con tus rellenas manitos
agarrada de mi pelo.

Reina glotona,
de plastilina,
cosa gritona,
hija divina.

Con tus aritos de estrella,
con tu chupetito rosa,
la carcajada más bella,
la mirada más hermosa.

Mi pelotita de amor,
con ojitos de chinita,
blandita, de telgopor...
Mi “milagro”, mi nenita.

* Para Lola Milagros, mi nena...

sábado, 29 de diciembre de 2007

MIS DESEOS PARA EL 2008

Que ganen los buenos...
Que todos los cuentos terminen bien…
Que los PATITOS FEOS triunfen sin tener que transformarse en cisnes
Que explote el rating
Que SABINA se quede a vivir en Buenos Aires…
Que los alfajores HAVANNA no engorden…
Que regalen COCA ZERO en los kioscos…
Que se descubra que el MARLBORO BOX es genial para la salud …
Que la COSMOPOLITAN y la ELLE se repartan gratis en las esquinas…
Que se pongan de moda los kilitos de más...
Que los viernes sean feriados…
Que mi hija se ría todo el día...
Que el amor, la familia y los buenos amigos duren para siempre...

FELIZ 2008 PARA TODOS LOS QUE QUIERO, LOS QUE ALGUNA VEZ QUISE Y LOS QUE, QUIZAS, ALGUNA VEZ QUERRÉ…

sábado, 15 de diciembre de 2007

FINAL DE PATITO FEO

Terminó Patito Feo... El conflicto con los actores hizo que no terminara según se había pensado y escrito, así que hubo que conformarse con una edición "reducida"... Las Divinas y las Populares volverán el año que viene, aunque quizás yo ya no forme parte del equipo autoral...
Me queda un hermoso recuerdo de este programa... Desde los primeros capítulos escritos en Noviembre del año pasado, cuando mi Lola tenía apenas dos meses, hasta el día de hoy, en el que ya baila y mueve la cola al ritmo de "Nadie pasa de esta esquina, aquí mandan las Divinas".
En un ambiente de tanta competencia y en el que se pone en juego el ego en forma cotidiana, no es fácil encontrar gente con la que uno pueda trabajar en armonía... Patito me dejó eso... Marcela, Mario, Teresa, Horacio, cuatro colegas, cuatro excelentes personas, cuatro profesionales con los que compartí todo un año de trabajo sin un sólo conflicto, todos poniendo lo mejor de cada uno para que Patito fuera un éxito...
Chau Patito, Antonella, Carmen, Leandro... Chau a todos... y hasta el próximo sueño!!!

miércoles, 28 de noviembre de 2007

HOY ES MI CUMPLE!!!

Como no diría Joaquín Sabina, tengo "más de cien verdades que valen la pena"...
Tengo una hija que es un milagro, que se ríe con toda la cara y pone los ojos chinitos, y tengo un marido con el que no estoy casada, que está conmigo sólo porque me quiere (y no porque lo ate ninguna ley) con el que me divierto y duermo todas las noches haciendo "cucharita", y tengo un papá y una mamá que malcrían a su nieta, y un par de hermanos, y un par de cuñados, y cinco sobrinos, y un "hijito postizo", y un puñado de amigos que se cuentan con los dedos de las dos manos, pero que siempre están y valen más que el oro del Perú, y un trabajo que me gusta y al que parece que le gusto, y miles de proyectos y de sueños, y muchas ganas, y canciones de Joaquín sonando en mi casa y Coca Cola Zero que no engorda!!!

sábado, 24 de noviembre de 2007

19 DIAS Y 500 NOCHES

19 DIAS Y 500 NOCHES es una canción sorprendente… Altamente recomendable para iniciarse en el mundo “sabinesco”… Quienes la escuchen por primera vez se van a encontrar con una buena historia, excelentemente contada, juegos de palabras, metáforas envidiables, música pegadiza y estribillo inolvidable. A mi criterio, es una de las canciones mejor logradas de Joaquín. En principio, porque Sabina consigue poner en palabras lo que todos los que alguna vez nos vimos obligados a olvidar, hemos pasado… Porque cuando uno necesita imperiosamente arrancarse a alguien del corazón, lo más probables es que tarde más noches que días y que la proporción exacta sea de 19 contra 500. Así que desde el título, es una canción con la que me siento identificada. En segundo lugar, porque su primer estrofa ya es una estupenda metáfora: “Lo nuestro duró, lo que duran dos peces de hielo, en un güisqui on the rocks”. Y lo mejor de este tema, lo más ocurrente, lo más destacable, lo que siempre me causó gracia y admiración, es que tenemos un Joaquín que nos grita a los cuatro vientos que como ella se fue, vuelve a los bares, a las putas y a la cocaína… Así de tremendo… Pero Joaquín lo dice de una manera tan bella, que uno se conmueve y hasta se apiada de él…

Y regresé
a la maldición
del cajón sin su ropa,
a la perdición
de los bares de copas,
a las cenicientas
de saldo y esquina,
y, por esas ventas
del fino Laína,
pagando las cuentas
de gente sin alma
que pierde la calma
con la cocaína,
volviéndome loco,
derrochando
la bolsa y la vida
la fui, poco a poco,
dando por perdida.

A alguno de ustedes se le hubiera ocurrido describir a una prostituta como una “cenicienta de saldo y esquina”??? Seguramente no… Por eso nosotros no somos Sabina, y él sí.

sábado, 17 de noviembre de 2007

“NO, A MI NO ME GUSTA SABINA”

Muchas veces me pregunté cómo era posible que hubiera gente a la que no le gustara Sabina. Sinceramente, no podía comprenderlo. Cómo alguien, en medio de una charla, podía dispararme directo al corazón con un: “No, a mí no me gusta Sabina”.
Esa afirmación me quedaba dando vueltas y vueltas en la cabeza. Tenía dos opciones: o quien la decía era poseedor de un alma insensible, incapaz de conmoverse con los versos de uno de los mejores poetas que yo haya conocido, o quien cometía semejante herejía nunca había “escuchado” a Sabina y simplemente había “oído” alguna de sus canciones en la radio, sin prestarle la debida atención. Reconozco que soy bastante intransigente en este tema y no evalué la posibilidad de que alguien pudiera escucharlo y directamente, no disfrutarlo.
Por eso, y porque soy terca, porfiada y caprichosa, decidí escribir este libro. Un libro con el que pretendo cambiar la opinión de todos aquellos que se animan a desafiarme con la maldita frase. Y con el que además, espero colaborar con todos los que sí se consideran fanáticos …

miércoles, 7 de noviembre de 2007

COMENTARIO "AVES DE PASO"

Hermoso y digno homenaje que Joaquín les hace a las mujeres que pasaron por su vida. La primera vez que la escuche, pensé: gracias, Sabina. Gracias por no cantarle a los amores eternos, a los que se quedan para siempre, a los que perduran en el tiempo. Estamos llenos de canciones, novelas, libros y poemas que nos hablan de ellos. Gracias por reivindicar a los amores que duran lo que tienen que durar: apenas un instante, una noche, una semana. Todos fuimos alguna vez aves de paso en la vida de alguien. Y nuestra propia historia, seguramente, estará plagada de otros tantos. Hombres y mujeres con los que no nos casamos ni tenemos hijos. Hombres y mujeres con los que apenas si nos enroscamos unas horas sin jurarnos nada. Y lo mejor de estas damas de las que nos habla Joaquín, es que ellas tampoco le preguntaban a él si las quería. Uno puede imaginarse a Joaquín amando hasta la eternidad a cada una de las chicas que nos nombra. Una eternidad que durará lo que un suspiro, pero que él inmortalizará en esta canción. Qué sentirán aquellas que son mencionadas en este tema? Dónde vivirá hoy, la intrépida cholula argentina? Dónde estará la reina de los bares del puerto? Qué dirán Justine, Marylin, Jimena, Fátima y Salomé a sus actuales maridos, cuando esta canción suena en las radios? Se encerrarán todas ellas a llorar por aquello que no fue, o brindarán en silencio, en honor a Joaquín?
Bendito Joaquín, que sabe hacer poesía de aquello que la mayoría de los poetas discriminan. Una canción dedicada a las que alguna vez fuimos “aves de paso”… y a mucha honra.

viernes, 2 de noviembre de 2007

INTRO DEL LIBRO DE JOAQUIN

La primera vez que escuché a Sabina, tenía 19 años. Estaba cursando la carrera de publicidad y había ido a la casa de una compañera para terminar un trabajo práctico que nos habían pedido. La tarea resultaba bastante aburrida, por cierto, y lo que más recuerdo de aquella noche es que de fondo sonaba el CD de Joaquín, MENTIRAS PIADOSAS.
En una de las pausas que hicimos para tomar un café, empecé a prestarle atención a la letra de Y SI AMANECE POR FIN. En esa época, y aunque cueste creerlo porque yo ya era una chica muy moderna, todavía no había tenido relaciones sexuales. Muchos de ustedes (incluidos mis padres) pensarán que esta aclaración no hacía falta. Pero yo pienso que sí. Porque en aquel momento, en donde el sexo era algo por descubrir, que me despertaba curiosidad pero también, mucho temor y mucha culpa, yo pensé que si encontraba algún chico que me invitara a acostarme con él usando semejante poesía como argumento, iba a ser imposible resistirme… Supe que de inmediato diría que sí, si alguien me cantara:

Y si amanece por fin y el sol incendia el capó de los coches,
baja las persianas,
de ti depende, y de mí, que entre los dos siga siendo ayer noche,
hoy por la mañana.
Olvídate del reloj
nadie se ha muerto por ir sin dormir una vez al currelo
por qué comerse un marrón
cuando la vida se luce poniendo ante ti un caramelo.
Anda deja que te desabroche un botón,
que se come con piel la manzana prohibida,
y tal vez no tengamos más noches,
y tal vez no seas tú, y tal vez no seas tú,
la mujer de mi vida.
El tiempo es un microbús
que sólo cruza una vez esta breve y absurda comedia
y yo no soy Mickey Rourke
ni tú Kim Basinguer ni tengo nueve semanas y media.
La buena reputación
es conveniente dejarla caer a los pies de la cama
hoy tienes una ocasión
de demostrar que eres una mujer además de una dama.
Anda deja que te desabroche un botón,
que se come con piel la manzana prohibida,
y tal vez no tengamos más noches,
y tal vez no seas tú, y tal vez no seas tú,

la mujer de mi vida.

Esta es la letra de la canción que tanto me atrapó en aquel momento…
Por suerte o por desgracia, no encontré en Dimensión (la disco a la que yo iba habitualmente, que estaba en la Avenida Córdoba y que ya no existe) ningún chico que me hablara con tan hermosas palabras. Así que conservé mi preciada virginidad algunos años más y tuve mi primera vez con alguien que, tal cual lo predijo Sabina, no era Mickey Rourke, no fue el amor de mi vida y para el que yo tampoco fui la mujer de su vida.
Ese fue el inicio de mi fanatismo por Joaquín. Ese fue el inicio de este fanatismo por su música y, sobre todo, por sus letras.
En ese entonces sentí que Joaquín había llegado tarde a mis oídos. Sin embargo, hoy sé que llegó en el momento oportuno. A una edad en la que yo ya estaba lo suficientemente herida como para entender algunas de sus letras. Quizás escucharlo antes de ciertos desengaños, sea malgastarlo. Porque para que Joaquín cale profundo, hay que tener “un corazón podrido de latir”.

martes, 30 de octubre de 2007

CURRICULUM

ATRIBUTOS ESPECIALES:
Sensibilidad, rareza, explosión.

OBJETIVOS:
Contar buenas historias hasta encontrar la que merezca ser contada por los siglos de los siglos. Amén. Cuando la encuentre, escribir la película y el libro. Despertar. Mover y conmover. Transmitir sensaciones. Que cada vez cueste más, porque la exigencia impone desafío.


TELEVISION:

PATITO FEO (2007) ACTUALMENTE EMITIENDOSE
AMOR EN CUSTODIA – MEXICO (2005/2006)
AMOR EN CUSTODIA – ARGENTINA (2005) *
* PREMIOS CLARIN ESPECTACULOS 2005: MEJOR FICCION DIARIA DRAMA
* PREMIOS MARTIN FIERRO 2005: MEJOR TELENOVELA
PANADERIA LOS FELIPES (2005)
LOS PENSIONADOS (2004)
EL ANIMADOR (2004)
TERCER TIEMPO (2003)
RICOS Y SABROSOS (2002)
TIEMPOFINAL (2002)
UN MUNDO DE SENSACIONES (2001)

LIBROS:

HISTERIOTIPOS (Todo comenzó con Adán)
Septiembre de 2006 – Editorial Vergara – Grupo Zeta
DONDE COMPRARLO:
http://www.boutiquedellibro.com.ar/libros/0/950152378.html
http://www.cuspide.com/isbn/9501523780
http://www.lsf.com.ar/libros/78/HISTERIOTIPOS/

Biografía: JOSE DE BEATRIZ
Diciembre de 2002

CUENTODROMO
Abril de 2000 – Editorial DUNKEN
DONDE COMPRARLO:
http://www.dunken.com.ar/web2/libreria_detalle.php?id=3257

TEATRO:

Autora de HISTERIOTIPOS (EN PRE-PRODUCCION, 2007)
Teatro Variedades Concert – Av. Corrientes 1218 – Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Producción: Ricardo "Cacho" Cristofani

PREMIOS EN CONCURSOS:

POEMA: LUNES IMPREVISIBLE
2º PREMIO II Certamen de Poesía Blanca de los Ríos

CARTA: EL UNIVERSO CONSPIRA PARA QUE NO TE OLVIDE
1º PREMIO XI Certamen Covibar de Cartas de Amor

CARTA: ESTA MALDITA COSTUMBRE DE ESPERARTE
1º PREMIO CATEGORIA B - V CONCURSO DE CARTAS DE AMOR Y DESAMOR AYUNTAMIENTO DE GINÉS.

CARTA: UN UNIVERSO EN CONTRA
2º PREMIO XIII Concurso de Cartas de Amor (Radio Nacional de España en Cuenca)

CARTA: EL ENORME VACIO QUE ME DEJO TU AUSENCIA
3º PREMIO X CERTAMEN DE CARTAS DE AMOR COVIBAR.

CUENTO: TENGO UNA CASA HECHA PEDAZOS
2º PREMIO RELATO IV Certamen Internacional Francisca Adrover.

CARTA: NI SIQUIERA SÉ COCINAR
2º PREMIO Séptimo concurso de cartas de amor DE ALLER.

CUENTO: MIL VIDAS CONTIGO
FINALISTA Concurso de Cuentos y Poesía de “Soledades Compartidas” - Radio Cultura

CUENTO: PARA VOLVERSE INOLVIDABLE
2º PREMIO VIII CERTAMEN LITERARIO «VILLA SAN ESTEBAN DE GORMAZ»

CUENTO: EL BOLSILLO DE ATRÁS
FINALISTA II CERTAMEN DE RELATO BREVE ALMIAR

CUENTO: EL BAR DE LA MALA MEMORIA
2º PREMIO Concurso "DECIRLO CON LETRA DE MUJER"

CARTA: A VOS... Y TU INFINITA AUSENCIA
3º FINALISTA II Concurso Antonio Villalba de Cartas de Amor.

CUENTO: ME GUSTAN LOS HOMBRES
Revista Get Out

CUENTO: EL DÍA EN QUE LAS PALABRAS ENLOQUECIERON
1º PREMIO Concurso Cuentos Club Atlético River Plate.

MEDALLA DE HONOR
Concurso José Marti – Asociación Argentina de Escritores Noveles.

FINALISTA
1º Certamen Internacional Julio Cortazar - Categoría Jóvenes - Embajada de las Letras.

FINALISTA
Concurso Cartas de amor, pasión y locura - Organizado por CATHEDRA